¿Qué profesionales necesitamos para hacer una reforma en casa?

Si estamos pensando en hacer reformas en casa, es importante que contemos con los profesionales indicados para que los trabajos que se realicen no solamente se hagan bajo las normativas legales, sino también con la seguridad de que la inversión es una que, a largo plazo, no requiera de demasiados retoques.

Cuando se quieren hacer trabajos de reforma en espacios,  tenemos que pensar mucho más que en el resultado final, pues el proceso y quien se encargue de ello es fundamental. Recordemos que a nivel legal, si las remodelaciones no cumplen con la normativa correspondiente, puede traer problemas a largo plazo, sin contar con el elemento de la seguridad. Realizar reformas sin el acompañamiento de profesionales es un riesgo muy elevado, pues al no conocer las normativas legales, se pueden cometer errores a la hora de realizar instalaciones que, en el peor de los casos, pueden derivar en accidentes que afecten no solo a la propiedad, sino a todos los que habitan en ella.

Es por ello que es necesario que se cuente con un equipo multidisciplinario que garantice que todos los trabajos a realizar tengan la mejor calidad dentro de las normativas legales, lo que le da la seguridad al propietario de que su inversión le dará las comodidades que quiere.

Otro punto importante es saber cuales es el tipo de reforma a realizar, pues partiendo de allí es que se podrá saber cuales son los profesionales que se necesita, pues no todas las reformas necesitan a todos los especialistas en el área de la construcción. Las reformas se dividen en dos tipos:

  • Obras mayores

Son las que implican la modificación de elementos sustanciales en la vivienda. Generalmente, son obras que mejoran en gran medida un espacio; o que la revaloriza porque se gana en espacio, o bien otorgan más comodidad a sus habitantes. Todo gracias a que estas obras permiten personalizar al máximo la vivienda.

En este caso, será necesario solicitar los permisos necesarios, que dependen de la envergadura de la obra, la localidad y la comunidad donde se realice la obra. Así, lo mejor es informarse en el ayuntamiento de los requisitos a cumplir y tener en cuenta que para solicitar la licencia de obras mayores será necesario pagar una tasa.

  • Obras menores

Se trata de reformas que no afectan ni a la estructura ni a los elementos más importantes de la vivienda en la que se va a realizar. Son obras que se llevan a cabo con bastante frecuencia. Por ejemplo, el cambio del suelo de una cocina o de una habitación. También se considera una obra menor un cerramiento o el cambio de las puertas de la casa para instalar, por ejemplo, una puerta blindada en su entrada. Entre sus ventajas reside en que en muy poco tiempo y con un mínimo de esfuerzo, inversión y molestias, y que se puede mejorar bastante una vivienda, tanto en aspecto como en comodidad.

Teniendo esto en mente y según el tipo de reforma que queramos realizar en casa, es que se tendrá que recurrir a un, un par o un grupo de especialistas. Para conocer cuales son los profesionales que suelen trabajar en las reformas domésticas, hemos contactado con el equipo humano de Prada Ingenieros, quienes con su experiencia en gestión de proyectos de diferentes rubros, pueden darnos las recomendaciones más adecuadas en relación a la aventura de las remodelaciones.

¿Qué profesionales deben trabajar en una obra mayor?

Los profesionales que se necesitan en el caso de las obras mayores son:

  • Arquitectos e Ingenieros

Si la reforma que se quiere realizar implica cambiar la estructura lo más recomendable es que se contacte con un arquitecto y si el caso lo requiere, un ingeniero. Esto porque para realizar modificaciones estructurales y de construcción muchas veces es necesario un proyecto técnico que esté firmado por estos profesionales.

Dichos arquitectos e ingenieros deben conocer las normativas de construcción y reformas de viviendas. Lo que significa para los propietarios un proyecto seguro y que no incumpla con las leyes establecidas. Asimismo, uno de los beneficios que puede obtener de realizar una reforma con un arquitecto e ingeniero, es que estos le ofrecerán alternativas óptimas con respecto a la distribución del espacio según las necesidades puntuales que tenga el lugar, lo que convierte el diseño en uno personalizado y especial para quienes hacen vida allí.

  • Albañiles

Los albañiles son parte fundamental del equipo de trabajo para realizar reformas integrales en su vivienda. Esta mano de obra especializada puede hacerse cargo de múltiples tareas dentro de una obra mayor, pues debemos recordar, que los arquitectos en ingenieros se encargan de crear e idear soluciones estructurales, pero son los albañiles quienes ejecutarán las acciones que se deban tomar para dejar el espacio como lo desea el propietario. Algunos de los trabajos realizados por ellos son:

  1. Se deshacen de elementos innecesarios: Cuando los arquitectos/ingenieros concluyen que hay tabiques o paredes que deben eliminarse, los albañiles son los encargados de derribarlo. De igual forma ocurre con el levantamiento o retirada de suelos, azulejos, cerámicas, marcos de puertas, ventanas y más.
  2. Detectan problemas estructurales: A medida que realizan sus tareas pueden identificar si existen fugas de agua, problemas de humedad u hongos, fisuras en elementos estructurales importantes, deterioro de columnas y más. En caso de que se encuentren con estos problemas, los albañiles son los encargados de comunicárselo a los arquitectos/ingenieros para que se tome en cuenta y se elabore en conjunto una solución.
  3. Levanta construcciones: Una vez que el área de reformas está acondicionado los albañiles construyen tabiques, muros y otros trabajos que ayudan a formar la estructura de su casa o de áreas específicas de esta.
  • Instaladores especializados

Así como los albañiles son fundamentales para que una reforma mayor tenga los mejores resultados, los instaladores especializados según el área también lo son. Es por ello que cuando se hace una reforma de este tipo, es importante contar con profesionales que puedan cubrir todas las necesidades, ese equipo multidisciplinario también debe contar con:

  • Experto en instalaciones de gas: Estos expertos deben estar autorizados por la empresa de suministro de gas, ya que deben emitir un certificado de la instalación.
  • Fontaneros: Realizan las instalaciones de agua potable, residual e incluso de la fluvial. Tanto en las casas como en edificios.
  • Electricistas: Se encargan de detectar fallas en el cableado y corregirlas, así como de realizar instalaciones para equipos electrónicos y eléctricos.
  • Instaladores de suelos:  no es lo mismo poner una tarima flotante que un parqué, así como tampoco es lo mismo instalar un suelo vinílico que cerámico. Como bien indican desde Tarimas Selectas, ni los materiales son los mismos, ni las herramientas a utilizar, ni se instalan de la misma forma. Por ello, contar con instaladores especializados en suelos es de vital importancia para conseguir un acabado perfecto.

¿Cuáles son los profesionales que suelen trabajar en obras menores?

Ya habiendo conocido cuales son los especialistas que se necesita en una obra mayor, podemos deducir fácilmente cuales son los que trabajan en obras menores. Cuando se trata de este tipo de reforma, que no implica grandes cambios estructurales, no es necesario contar con arquitectos o ingenieros, pero sí se necesitarán de albañiles y de instaladores especializados, de los que ya hablamos antes.

Sin embargo también es importante tomar en cuenta que hay otros profesionales con los que debemos trabajar según las necesidades propias de la reforma, algunos pueden ser:

  • Carpinteros: Si queremos integrar muebles a medida, es necesario contactar con un carpintero que no solamente pueda instalarlo, sino que ayude en el proceso de creación tomando en cuenta el espacio del que dispone, las dimensiones, los materiales y la utilidad que tendrá el mobiliario. Este profesional también suele encargarse de instalar suelos y revestimientos en madera.
  • Marmolista: El mármol es un material muy solicitado cuando se hacen reformas menores, pues suelen ser bastante utilizados en cocinas y baños. Por lo general este especialista no sólo se encarga de vender el mármol, sino también de crear el mobiliario (en conjunto con carpinteros) e instalar las piezas.
  • Pintores: Estos especialistas son los que darán los toques finales a una reforma con acabados profesionales propios de quienes trabajan en el área. Si bien esto es algo que pueden hacer los propietarios, contar con pintores ayuda a disminuir el tiempo de aplicación, pues cuentan con las herramientas necesarias para llevarla a cabo, además de reducir las posibilidades de manchar otros elementos de la reforma por una aplicación rudimentaria.

Ahora que ya sabemos cuales son los profesionales que necesitamos según el tipo de reforma que se desea realizar, lo que queda es buscar inspiración y elegir el tipo de decoración que más nos guste y que mejor se adapte al espacio. Siempre es importante recordar que las reformas se hacen porque se necesita darle mejor aspecto y funcionalidad a la propiedad, según lo que desea quien en ella habita.

Pensando en eso, lo mejor que se puede hacer es tomar en cuenta las opiniones de todos los miembros de la familia y llegar a un acuerdo en el que todos participen y colaboren para crear un espacio que los haga sentirse en casa. Darle a una propiedad un toque personalizado es más que derribar o colocar paredes, es tomarse el tiempo necesario para crear un ambiente acorde con los gustos, las personalidades y los requerimientos que tenga la familia.

La cerámica, un material con un uso decorativo muy importante, aunque no el único

Cada vez somos más los ciudadanos que decimos que tenemos ganas de darle una vuelta a nuestro hogar y es que la cantidad de tiempo que hemos pasado en casa durante el confinamiento solo nosotros la sabemos. Esto hace que muchos de nosotros nos estemos replanteando la decoración de nuestro hogar y hablamos de la decoración como lo más simple y es que otros muchos están planteando alguna reforma en el mejor de los casos, ya que hay gente que incluso se ha replanteado sus necesidades básicas y está pensando en cambiar de casa. Sin embargo, para los que con cambiar un poco la decoración nos basta, lo cierto es que en la actualidad encontramos un sinfín de materiales que, sin duda alguna, nos servirán para llevar a cabo ese cambio que tanto ansiamos. En concreto, en el post de hoy os queremos hablar de la cerámica, un material con un uso decorativo muy importante, aunque bien es cierto que este no es el único uso que tiene, ya que a lo largo de esta publicación os enseñaremos algún uso más de los múltiples que esconde.

La cerámica es un material utilizado desde hace siglos con fines de construcción y decorativos. Culturas milenarias nos han demostrado que la creatividad no tiene límites al plasmar parte de su historia en vasijas, platos y otros adornos decorativos. De hecho, para algunas culturas, la cerámica representaba una de sus principales fuentes de expresión. Además, y por suerte, muchas de esas piezas de cerámica quedan hasta hoy como prueba de su existencia, lo cual es impresionante. Así, toda la variedad de cerámica que tenemos hoy en día viene en forma de pasta o polvo pues es una mezcla de distintas materias primas. Después del modelado que realice el artista para moldear el tipo de cerámica que haya escogido, la pieza debe someterse al proceso de cocción en horno. Así, este proceso es esencial al elaborar piezas de cerámica ya que le brindará la rigidez necesaria para perdurar en el tiempo, como bien saben los artesanos de Niñodaguia, una localidad ourensana que presume de alfarería.

Como veis, la cerámica cuenta con una gran historia, es por ello por lo que, a continuación, os vamos a desgranar algunos de los tipos de cerámica que podemos encontrar:

Cerámica de uso decorativo. Para decorar tu casa o reparar algún material de tu hogar deberás recurrir a alguna de estas variedades de cerámica:

  • Cerámica porosa: los materiales considerados como cerámicos de tipo poroso no pasan por el proceso de cocción, por lo que permanecen ásperos y logran absorber muy bien la humedad. Los ladrillos se consideran cerámica porosa.
  • Cerámica semi-compacta: esta clase de cerámica contiene un alto grado de arcilla fina, no son buenas absorbiendo la humedad, a diferencia del resto de cerámicas.
  • Cerámica compacta: este tipo de cerámica no absorbe la humedad y se caracteriza por tener un aspecto bien suave. Un ejemplo son las lozas finas y lozas de porcelana.
  • Cerámica tenaz: es la variedad de cerámica más resistente de todas. Soporta altos esfuerzos y se emplea para la fabricación de baldosas utilizadas en casas o construcciones. En este sentido, si vosotros queréis disponer de la mejor cerámica para vuestro hogar al mejor precio y con las calidades más punteras, nosotros os recomendamos que recurráis a Cerámica a mano alzada y es que ellos son expertos en este tipo de productos, por lo que encontraréis todo aquello que necesitáis.

Cerámica para uso artesanal. Si tu interés en el mundo de la cerámica se orienta más hacia el lado artístico y quieres descubrir la clase de cerámica que necesitas para trabajar en tus propias creaciones, estos son algunos de los tipos de cerámica que puedes usar:

  • Cerámica de baja temperatura. También se le conoce como cerámica rústica, tiene una textura blanda y color rojizo. Este color es el resultado de la gran concentración de óxido de hierro que posee este tipo de cerámica. Si elaboras alguna vasija, jarra o algún otro recipiente para almacenar tus alimentos o bebidas, la calidad porosa de la variedad de cerámica de baja temperatura logrará que se mantengan frescos. No obstante, una desventaja de la cerámica de baja temperatura es su fragilidad en días fríos por la absorción de humedad excesiva que caracteriza esta temporada del año.
  • Cerámica de Gres porcelánico. Se compone por mezcla de barros y minerales y se caracteriza por ser de la clase de cerámica más resistente. Posee un tono más rojizo que el de la cerámica de baja temperatura. Los artistas especializados en cerámica utilizan este material para elaborar piezas de uso diario como platos o cubiertos, así como piezas que estarán expuestas al aire libre.
  • La porcelana es el tipo de cerámica más común utilizado por artistas a nivel mundial. Se obtiene como pasta, pero también existe la posibilidad de combinar diversos materiales para crear tu propia mezcla. Se caracteriza por tener un color blanco, a diferencia de los otros tipos de cerámica. Su textura es más fina y delicada, casi de apariencia cristalina.

Usos industriales de la cerámica

La cerámica cuenta con diversas aplicaciones industriales, entre las que destacan:

  • Uso sanitario. Ciertas variedades de material cerámico son de uso muy frecuente para el diseño de implementos para baños. Por ejemplo, para la elaboración de duchas, lavabos, inodoros entre otros. El tipo de cerámica para baños es muy común y utilizado por su fiabilidad y calidad.
  • Uso técnico o avanzado. Existe una clase de cerámica especializada en aplicaciones tecnológicas para industrias automovilísticas, médicas e industriales. Estas son de mayor resistencia y durabilidad que las utilizadas para fines artesanales.

Los mejores materiales para suelos de exteriores

Si tienes una casa con terraza o jardín y estás pensando en darle un lavado de cara o en cambiar el suelo porque está deteriorado sigue leyendo. Porque en este artículo hemos reunido los mejores materiales para suelos exteriores, vamos a explicar las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

  • Cerámica

Los suelos de cerámica es una de las opciones más tradicionales para suelos de exteriores. Sobre las principales ventajas hay que señalar su gran durabilidad, suele ser un material que soporta muy bien las condiciones climáticas y que no se desgasta al estar a la intemperie. Además, estos suelos se instalan de manera muy sencilla y actualmente se puede encontrar una amplia variedad de modelos, formatos, colores o diseños.

Como inconveniente de este tipo de suelos hay que indicar que se suelen ensuciar con gran facilidad, por lo que la limpieza debe ser constante si no se quiere tener un aspecto descuidado.

  • Pizarra

Otro tipo de pavimento perfecto para exteriores es la pizarra. Un material con el que se consigue una estética elegante y otorga un aspecto precioso a los exteriores. Las principales ventajas de este tipo de material es que es duradero, inalterable e impermeable. “La pizarra es constante e inalterable en el tiempo. Y resiste perfectamente a distintas inclemencias meteorológicas como humedad, viento, nieve y o contaminaciones atmosféricas”, confirman desde Pizarras y derivados, compañía especializada en este material.

Como inconveniente cabe señalar únicamente el precio, que suele ser un poco más elevado al de otros materiales. Sin embargo, se está pagando calidad y durabilidad por lo que es interesante realizar la inversión si se piensa a medio o largo plazo.

  • Composite

Otro material perfecto para suelos exteriores es el composite, que se obtiene normalmente de la mezcla de fibras de madera y resinas plásticas como el poliuretano. Este tipo de suelo suele imitar la madera, pero al tratarse de una mezcla artificial se puede encontrar en diferentes tonos, diseños y formatos. Los beneficios de este tipo de suelo es que no es necesario mantenimiento y no se agrieta. Además, suele ser un material bastante barato, en comparación con otro tipo de pavimentos.

La principal desventaja de este tipo de suelos es que no se pueden reparar, es decir, si se ha estropeado una baldosa o lama de composite no se puede arreglar o aplicar ningún producto. Lo mejor en estos casos es cambiar la baldosa por una nueva. También hay que señalar que su durabilidad es muy inferior al de otros materiales como la pizarra o la cerámica.

  • Microcemento

Continuamos este artículo hablando de otro material perfecto para exteriores, el microcemento. Este material se obtiene del cemento y se suele usar en pavimentos utilizando finas capas de producto. Si no sabes qué es el microcemento seguro que en alguna ocasión has visto suelos grises de un aspecto similar al del cemento, pero más estéticos y con diferentes tonalidades en algunas zonas. Pues eso es el microcemento. Un material que da un aspecto industrial, moderno y estético a los espacios.

La principal ventaja es que no suele tener juntas por lo que aporta una sensación de amplitud den los espacios. Soporta muy bien los rayos solares y la humedad por lo que es perfecto para espacios al aire libre. Además, el mantenimiento es muy sencillo y económico.

No obstante, es importante señalar que existen varios inconvenientes con este tipo de material. Como primer punto negativo es que a largo plazo pueden aparecer grietas que afecten a la estética y la reparación en algunos casos puede ser complicada, ya que para que no se aprecie se debería realizar en una zona grande. También hay que señalar que siempre se debe contar con especialistas para su instalación porque la aplicación se debe realizar con conocimiento y de manera perfecta para garantizar un resultado óptimo.

  • Madera

Por supuesto, en este artículo no podía faltar la madera. Sí, a diferencia de lo que mucha gente puede pensar también se utiliza en zonas de exterior. Por supuesto, es un pavimento que requiere de un mayor mantenimiento que otros materiales, pero mucha gente prefiere tener que hacerlo para tener en sus espacios exteriores la belleza y calidez de la madera. Además, en muchos casos este mantenimiento tan solo consiste es aplicar cada 6 o 12 meses un tratamiento para proteger la madera del sol, los hongos o la humedad.

Está claro que los inconvenientes de la madera son su mantenimiento y que en algunas ocasiones a pesar de este mantenimiento se pueden sufrir alteraciones en el color. También hay que indicar que los suelos de madera pueden ser atacados por insectos, pero existen tratamientos para evitarlos.

  • Gres porcelánico

Y el último material de este artículo es el gres porcelánico, una cerámica de pasta compacta y dura, coloreada y sin poros. Un material perfecto para exteriores porque presenta una alta durabilidad, ya que se desgasta muy poco. Tampoco pierde color y resiste a altas y bajas temperaturas. Y se pueden encontrar en el mercado una amplia variedad de diseños de gres porcelánico, incluso algunos imitan a la madera.

Como principales inconvenientes sobre el gres porcelánico hay que señalar el precio, que a pesar de no ser de los materiales más caros de esta lista su precio es más abultado que otros como la cerámica. También hay que señalar que la instalación de este material no puede ser recomendada en algunos espacios, especialmente pequeños, así como por su dureza puede ser complicado realizar cambios o pequeñas obras en el futuro sin la ayuda de un experto.

En definitiva, estos son los mejores materiales para emplear en espacios exteriores. Decantarse por uno u otro dependerá de muchos aspectos como el propio espacio, el presupuesto disponible o la estética deseada. Pero es importante que si quieres tener un suelo perfecto confíes la instalación en profesionales y te dejes asesorar por ellos, ya que conocen a la perfección las ventajas e inconvenientes de cada material.