¿Qué profesionales necesitamos para hacer una reforma en casa?

Si estamos pensando en hacer reformas en casa, es importante que contemos con los profesionales indicados para que los trabajos que se realicen no solamente se hagan bajo las normativas legales, sino también con la seguridad de que la inversión es una que, a largo plazo, no requiera de demasiados retoques.

Cuando se quieren hacer trabajos de reforma en espacios,  tenemos que pensar mucho más que en el resultado final, pues el proceso y quien se encargue de ello es fundamental. Recordemos que a nivel legal, si las remodelaciones no cumplen con la normativa correspondiente, puede traer problemas a largo plazo, sin contar con el elemento de la seguridad. Realizar reformas sin el acompañamiento de profesionales es un riesgo muy elevado, pues al no conocer las normativas legales, se pueden cometer errores a la hora de realizar instalaciones que, en el peor de los casos, pueden derivar en accidentes que afecten no solo a la propiedad, sino a todos los que habitan en ella.

Es por ello que es necesario que se cuente con un equipo multidisciplinario que garantice que todos los trabajos a realizar tengan la mejor calidad dentro de las normativas legales, lo que le da la seguridad al propietario de que su inversión le dará las comodidades que quiere.

Otro punto importante es saber cuales es el tipo de reforma a realizar, pues partiendo de allí es que se podrá saber cuales son los profesionales que se necesita, pues no todas las reformas necesitan a todos los especialistas en el área de la construcción. Las reformas se dividen en dos tipos:

  • Obras mayores

Son las que implican la modificación de elementos sustanciales en la vivienda. Generalmente, son obras que mejoran en gran medida un espacio; o que la revaloriza porque se gana en espacio, o bien otorgan más comodidad a sus habitantes. Todo gracias a que estas obras permiten personalizar al máximo la vivienda.

En este caso, será necesario solicitar los permisos necesarios, que dependen de la envergadura de la obra, la localidad y la comunidad donde se realice la obra. Así, lo mejor es informarse en el ayuntamiento de los requisitos a cumplir y tener en cuenta que para solicitar la licencia de obras mayores será necesario pagar una tasa.

  • Obras menores

Se trata de reformas que no afectan ni a la estructura ni a los elementos más importantes de la vivienda en la que se va a realizar. Son obras que se llevan a cabo con bastante frecuencia. Por ejemplo, el cambio del suelo de una cocina o de una habitación. También se considera una obra menor un cerramiento o el cambio de las puertas de la casa para instalar, por ejemplo, una puerta blindada en su entrada. Entre sus ventajas reside en que en muy poco tiempo y con un mínimo de esfuerzo, inversión y molestias, y que se puede mejorar bastante una vivienda, tanto en aspecto como en comodidad.

Teniendo esto en mente y según el tipo de reforma que queramos realizar en casa, es que se tendrá que recurrir a un, un par o un grupo de especialistas. Para conocer cuales son los profesionales que suelen trabajar en las reformas domésticas, hemos contactado con el equipo humano de Prada Ingenieros, quienes con su experiencia en gestión de proyectos de diferentes rubros, pueden darnos las recomendaciones más adecuadas en relación a la aventura de las remodelaciones.

¿Qué profesionales deben trabajar en una obra mayor?

Los profesionales que se necesitan en el caso de las obras mayores son:

  • Arquitectos e Ingenieros

Si la reforma que se quiere realizar implica cambiar la estructura lo más recomendable es que se contacte con un arquitecto y si el caso lo requiere, un ingeniero. Esto porque para realizar modificaciones estructurales y de construcción muchas veces es necesario un proyecto técnico que esté firmado por estos profesionales.

Dichos arquitectos e ingenieros deben conocer las normativas de construcción y reformas de viviendas. Lo que significa para los propietarios un proyecto seguro y que no incumpla con las leyes establecidas. Asimismo, uno de los beneficios que puede obtener de realizar una reforma con un arquitecto e ingeniero, es que estos le ofrecerán alternativas óptimas con respecto a la distribución del espacio según las necesidades puntuales que tenga el lugar, lo que convierte el diseño en uno personalizado y especial para quienes hacen vida allí.

  • Albañiles

Los albañiles son parte fundamental del equipo de trabajo para realizar reformas integrales en su vivienda. Esta mano de obra especializada puede hacerse cargo de múltiples tareas dentro de una obra mayor, pues debemos recordar, que los arquitectos en ingenieros se encargan de crear e idear soluciones estructurales, pero son los albañiles quienes ejecutarán las acciones que se deban tomar para dejar el espacio como lo desea el propietario. Algunos de los trabajos realizados por ellos son:

  1. Se deshacen de elementos innecesarios: Cuando los arquitectos/ingenieros concluyen que hay tabiques o paredes que deben eliminarse, los albañiles son los encargados de derribarlo. De igual forma ocurre con el levantamiento o retirada de suelos, azulejos, cerámicas, marcos de puertas, ventanas y más.
  2. Detectan problemas estructurales: A medida que realizan sus tareas pueden identificar si existen fugas de agua, problemas de humedad u hongos, fisuras en elementos estructurales importantes, deterioro de columnas y más. En caso de que se encuentren con estos problemas, los albañiles son los encargados de comunicárselo a los arquitectos/ingenieros para que se tome en cuenta y se elabore en conjunto una solución.
  3. Levanta construcciones: Una vez que el área de reformas está acondicionado los albañiles construyen tabiques, muros y otros trabajos que ayudan a formar la estructura de su casa o de áreas específicas de esta.
  • Instaladores especializados

Así como los albañiles son fundamentales para que una reforma mayor tenga los mejores resultados, los instaladores especializados según el área también lo son. Es por ello que cuando se hace una reforma de este tipo, es importante contar con profesionales que puedan cubrir todas las necesidades, ese equipo multidisciplinario también debe contar con:

  • Experto en instalaciones de gas: Estos expertos deben estar autorizados por la empresa de suministro de gas, ya que deben emitir un certificado de la instalación.
  • Fontaneros: Realizan las instalaciones de agua potable, residual e incluso de la fluvial. Tanto en las casas como en edificios.
  • Electricistas: Se encargan de detectar fallas en el cableado y corregirlas, así como de realizar instalaciones para equipos electrónicos y eléctricos.
  • Instaladores de suelos:  no es lo mismo poner una tarima flotante que un parqué, así como tampoco es lo mismo instalar un suelo vinílico que cerámico. Como bien indican desde Tarimas Selectas, ni los materiales son los mismos, ni las herramientas a utilizar, ni se instalan de la misma forma. Por ello, contar con instaladores especializados en suelos es de vital importancia para conseguir un acabado perfecto.

¿Cuáles son los profesionales que suelen trabajar en obras menores?

Ya habiendo conocido cuales son los especialistas que se necesita en una obra mayor, podemos deducir fácilmente cuales son los que trabajan en obras menores. Cuando se trata de este tipo de reforma, que no implica grandes cambios estructurales, no es necesario contar con arquitectos o ingenieros, pero sí se necesitarán de albañiles y de instaladores especializados, de los que ya hablamos antes.

Sin embargo también es importante tomar en cuenta que hay otros profesionales con los que debemos trabajar según las necesidades propias de la reforma, algunos pueden ser:

  • Carpinteros: Si queremos integrar muebles a medida, es necesario contactar con un carpintero que no solamente pueda instalarlo, sino que ayude en el proceso de creación tomando en cuenta el espacio del que dispone, las dimensiones, los materiales y la utilidad que tendrá el mobiliario. Este profesional también suele encargarse de instalar suelos y revestimientos en madera.
  • Marmolista: El mármol es un material muy solicitado cuando se hacen reformas menores, pues suelen ser bastante utilizados en cocinas y baños. Por lo general este especialista no sólo se encarga de vender el mármol, sino también de crear el mobiliario (en conjunto con carpinteros) e instalar las piezas.
  • Pintores: Estos especialistas son los que darán los toques finales a una reforma con acabados profesionales propios de quienes trabajan en el área. Si bien esto es algo que pueden hacer los propietarios, contar con pintores ayuda a disminuir el tiempo de aplicación, pues cuentan con las herramientas necesarias para llevarla a cabo, además de reducir las posibilidades de manchar otros elementos de la reforma por una aplicación rudimentaria.

Ahora que ya sabemos cuales son los profesionales que necesitamos según el tipo de reforma que se desea realizar, lo que queda es buscar inspiración y elegir el tipo de decoración que más nos guste y que mejor se adapte al espacio. Siempre es importante recordar que las reformas se hacen porque se necesita darle mejor aspecto y funcionalidad a la propiedad, según lo que desea quien en ella habita.

Pensando en eso, lo mejor que se puede hacer es tomar en cuenta las opiniones de todos los miembros de la familia y llegar a un acuerdo en el que todos participen y colaboren para crear un espacio que los haga sentirse en casa. Darle a una propiedad un toque personalizado es más que derribar o colocar paredes, es tomarse el tiempo necesario para crear un ambiente acorde con los gustos, las personalidades y los requerimientos que tenga la familia.

Deja una respuesta