La cerámica, un material con un uso decorativo muy importante, aunque no el único

Cada vez somos más los ciudadanos que decimos que tenemos ganas de darle una vuelta a nuestro hogar y es que la cantidad de tiempo que hemos pasado en casa durante el confinamiento solo nosotros la sabemos. Esto hace que muchos de nosotros nos estemos replanteando la decoración de nuestro hogar y hablamos de la decoración como lo más simple y es que otros muchos están planteando alguna reforma en el mejor de los casos, ya que hay gente que incluso se ha replanteado sus necesidades básicas y está pensando en cambiar de casa. Sin embargo, para los que con cambiar un poco la decoración nos basta, lo cierto es que en la actualidad encontramos un sinfín de materiales que, sin duda alguna, nos servirán para llevar a cabo ese cambio que tanto ansiamos. En concreto, en el post de hoy os queremos hablar de la cerámica, un material con un uso decorativo muy importante, aunque bien es cierto que este no es el único uso que tiene, ya que a lo largo de esta publicación os enseñaremos algún uso más de los múltiples que esconde.

La cerámica es un material utilizado desde hace siglos con fines de construcción y decorativos. Culturas milenarias nos han demostrado que la creatividad no tiene límites al plasmar parte de su historia en vasijas, platos y otros adornos decorativos. De hecho, para algunas culturas, la cerámica representaba una de sus principales fuentes de expresión. Además, y por suerte, muchas de esas piezas de cerámica quedan hasta hoy como prueba de su existencia, lo cual es impresionante. Así, toda la variedad de cerámica que tenemos hoy en día viene en forma de pasta o polvo pues es una mezcla de distintas materias primas. Después del modelado que realice el artista para moldear el tipo de cerámica que haya escogido, la pieza debe someterse al proceso de cocción en horno. Así, este proceso es esencial al elaborar piezas de cerámica ya que le brindará la rigidez necesaria para perdurar en el tiempo, como bien saben los artesanos de Niñodaguia, una localidad ourensana que presume de alfarería.

Como veis, la cerámica cuenta con una gran historia, es por ello por lo que, a continuación, os vamos a desgranar algunos de los tipos de cerámica que podemos encontrar:

Cerámica de uso decorativo. Para decorar tu casa o reparar algún material de tu hogar deberás recurrir a alguna de estas variedades de cerámica:

  • Cerámica porosa: los materiales considerados como cerámicos de tipo poroso no pasan por el proceso de cocción, por lo que permanecen ásperos y logran absorber muy bien la humedad. Los ladrillos se consideran cerámica porosa.
  • Cerámica semi-compacta: esta clase de cerámica contiene un alto grado de arcilla fina, no son buenas absorbiendo la humedad, a diferencia del resto de cerámicas.
  • Cerámica compacta: este tipo de cerámica no absorbe la humedad y se caracteriza por tener un aspecto bien suave. Un ejemplo son las lozas finas y lozas de porcelana.
  • Cerámica tenaz: es la variedad de cerámica más resistente de todas. Soporta altos esfuerzos y se emplea para la fabricación de baldosas utilizadas en casas o construcciones. En este sentido, si vosotros queréis disponer de la mejor cerámica para vuestro hogar al mejor precio y con las calidades más punteras, nosotros os recomendamos que recurráis a Cerámica a mano alzada y es que ellos son expertos en este tipo de productos, por lo que encontraréis todo aquello que necesitáis.

Cerámica para uso artesanal. Si tu interés en el mundo de la cerámica se orienta más hacia el lado artístico y quieres descubrir la clase de cerámica que necesitas para trabajar en tus propias creaciones, estos son algunos de los tipos de cerámica que puedes usar:

  • Cerámica de baja temperatura. También se le conoce como cerámica rústica, tiene una textura blanda y color rojizo. Este color es el resultado de la gran concentración de óxido de hierro que posee este tipo de cerámica. Si elaboras alguna vasija, jarra o algún otro recipiente para almacenar tus alimentos o bebidas, la calidad porosa de la variedad de cerámica de baja temperatura logrará que se mantengan frescos. No obstante, una desventaja de la cerámica de baja temperatura es su fragilidad en días fríos por la absorción de humedad excesiva que caracteriza esta temporada del año.
  • Cerámica de Gres porcelánico. Se compone por mezcla de barros y minerales y se caracteriza por ser de la clase de cerámica más resistente. Posee un tono más rojizo que el de la cerámica de baja temperatura. Los artistas especializados en cerámica utilizan este material para elaborar piezas de uso diario como platos o cubiertos, así como piezas que estarán expuestas al aire libre.
  • La porcelana es el tipo de cerámica más común utilizado por artistas a nivel mundial. Se obtiene como pasta, pero también existe la posibilidad de combinar diversos materiales para crear tu propia mezcla. Se caracteriza por tener un color blanco, a diferencia de los otros tipos de cerámica. Su textura es más fina y delicada, casi de apariencia cristalina.

Usos industriales de la cerámica

La cerámica cuenta con diversas aplicaciones industriales, entre las que destacan:

  • Uso sanitario. Ciertas variedades de material cerámico son de uso muy frecuente para el diseño de implementos para baños. Por ejemplo, para la elaboración de duchas, lavabos, inodoros entre otros. El tipo de cerámica para baños es muy común y utilizado por su fiabilidad y calidad.
  • Uso técnico o avanzado. Existe una clase de cerámica especializada en aplicaciones tecnológicas para industrias automovilísticas, médicas e industriales. Estas son de mayor resistencia y durabilidad que las utilizadas para fines artesanales.

Deja una respuesta