10 trucos para ahorrar en casa

Los gastos en el hogar es una cuestión que cualquier persona quiere limitar o intentar reducir. Porque estos gastos van sumando y a final de mes se aprecian notablemente en el bolsillo. Por ello, en este artículo hemos reunido un total de 10 trucos para ahorrar en casa. Unos consejos de todo tipo, desde cómo reducir las facturas de la luz, evitar gastos innecesarios en alimentación o en agua. Así que vamos con estos trucos, que si todavía no los estás aplicando deberías comenzar cuanto antes para intentar ahorrar más.

  1. Utiliza los electrodomésticos de manera inteligente

Los electrodomésticos consumen bastante electricidad, por lo que hay que saber utilizarlos de manera inteligente. Un claro ejemplo es el frigorífico, seguro que alguna vez acudes a la nevera, la abres, pero finalmente no sacas o metes ningún alimento. Pues este simple hecho ya es un gasto en la factura de la luz, porque se estima que cada vez que se abre el frigorífico el aparato consume un 7% más de energía.

  1. Pon la colada con agua fría

Un truco para ahorrar en la colada es hacer lavados con agua fría, ya que la lavadora consume mucha energía en calentar el agua. Además, el resultado de los lavados es prácticamente el mismo.

  1. Llena la lavadora

En el punto anterior decíamos que un truco para ahorrar con la colada es poner lavadoras con agua fría. Pero el principal truco para ahorrar con la colada es llenar la lavadora y evitar ponerla sin haber llenado su capacidad. Si sois una familia grande también deberíais pensar en tener una lavadora de amplia capacidad, para así poner menor número de lavadoras a la semana. “Existen lavadoras de 10 kilos de capacidad. Son unos equipos semi industriales, altamente eficientes con carga frontal. También hay que destacar que cuentan con unos ciclos rápidos, siendo el de lavado entre 30 y 40 minutos y el de secado entre 40 y 50 minutos”, indican desde LavaTur, empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras profesionales.

  1. Evita el desperdicio de alimentos

Evitar el desperdicio de alimentos es el principal consejo de ahorro que debería seguirse en cualquier casa. En muchas ocasiones se compra a largo plazo, pero si no se está pendiente de la fecha de caducidad se puede desperdiciar mucha comida, lo que significa un desperdicio de dinero. Así que para evitar el desperdicio de alimentos es importante que mires bien la fecha de los alimentos para consumirlos antes de que llegue el plazo.

Además, en el caso de alimentos frescos puedes optar por congelarlos si no los vas a consumir próximamente. Y deberías saber que se puede congelar hasta la fruta, tan solo hay que prepararla. Otra idea para conservar alimentos frescos durante más tiempo es hacer otras recetas con ellos como mermeladas o conservas.

En cualquier caso, la idea es intentar evitar el desperdicio alimentario, ya sea con su consumo o congelando los alimentos.

  1. Ten cuidado con el consumo fantasma

El consumo fantasma se produce cuando los aparatos están conectados a la corriente y a pesar de estar apagados siguen consumiendo energía. La energía es menor que cuando están encendidos, pero no es nula. El mejor ejemplo de caso fantasma es el piloto rojo de la televisión, que muestra que está consumiendo energía a pesar de estar apagada.

Por ello se recomienda desenchufar de la corriente siempre que se pueda los aparatos que no se utilizan. Y es que puede parecer que no consumen casi, pero según los expertos el consumo fantasma supone entre el 7% y el 10% del consumo eléctrico de un hogar.

Existen diferentes formas de limitar el consumo fantasma, la principal es desenchufando los aparatos de la corriente cuando no se utilicen. Unos aparatos que pueden ser variados desde la televisión, el ordenador, la impresora o el cargador del móvil. Pero también puede ser algo engorroso tener que desenchufar algunos aparatos al estar los enchufes detrás de muebles. Y en esos casos se pueden utilizar regletas con interruptor para poder apagar al mismo tiempo diferentes aparatos.

  1. No desperdicies agua

El agua es un recurso fundamental en cualquier hogar, en función de la ciudad en la que se viva las facturas pueden variar de manera considerable. Pero existen algunos consejos que pueden servir para reducir el consumo de agua o al menos no desperdiciarla. Unos trucos que también pueden ayudar a ahorrar.

Un truco que puede ayudarte a ahorrar en agua es muy sencillo. Cuando cuezas pasta no tires el agua, ya que esta agua lo puedes utilizar para regar las plantas. Además, no solo para evitar el desperdicio, sino porque esta agua contiene almidón, que es muy bueno para las plantas y fomenta su crecimiento. Eso sí, debes dejar enfriar el agua antes de utilizarla para regar tus macetas.

Por supuesto, deberías evitar dejar el grifo abierto en algunas acciones como lavarte los dientes, fregar los platos o lavarte las manos. Por ejemplo, muchas personas mientras se lavan las manos no cierran el grifo y los segundos que tardan en aplicarse el jabón puede correr hasta medio litro, una cantidad que si se suma todos los días alcanza una cifra considerable. Por ello es importante durante estas acciones cerrar el grifo y tan solo encenderlo cuando sea necesario.

  1. Evita la secadora

La secadora es uno de los electrodomésticos con mayor consumo eléctrico en el hogar. Por eso es interesante evitar encender este aparato. Y es muy sencillo, ya que se puede optar por secar la ropa al aire libre, tan solo tardará un poco más, pero esta acción no supone ningún gasto. Si bien es verdad que en función de la zona de residencia o la época del año en algunas ocasiones es difícil evitar la secadora. En esos casos intenta ponerla en los periodos baratos de la electricidad.

  1. Aprovecha el calor residual de los electrodomésticos

Si quieres ahorrar puedes seguir este truco efectivo, que es aprovechar el calor residual de los electrodomésticos. Por ejemplo, si estás haciendo un asado en el horno los últimos minutos puedes apagarlo y dejar que se termine de hacer con el calor residual o si estás planchando la colada las prendas más finas las puedes planchar con el aparato desenchufado de la corriente. Este truco si bien no se nota demasiado en las facturas, pero a largo plazo puede suponer un ahorro sin la necesidad de hacer ningún esfuerzo.

  1. Consume energía en las horas baratas 

Recientemente en España han cambiado las tarifas eléctricas de PVPC a tres tramos horarios en los que varía el precio de la energía. Además, muchas comercializadoras del mercado libre también han optado por este horario. Así, en la mayoría de hogares españoles hay tres tramos, el punta, llano y valle.

El tramo punta es el más caro de los tres y si quieres ahorrar deberías limitar el consumo energético en este periodo. El tramo punta es de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas de lunes a viernes, salvo festivos.

El llano tiene un precio medio. Es de lunes a viernes (salvo festivos nacionales) de 8.00 a 10.00 horas, de 14.00 a 18.00 horas y de 22.00 a media noche.

El tramo valle es el más barato y se debe intentar realizar el mayo consumo en este periodo para ahorrar. Las 24 horas de sábados, domingos y festivos nacionales son valles. Además, entresemana comienza a las 00.00 horas y finaliza a las 08.00. Por lo que puedes aprovechar para programar el lavavajillas por la noche o hacer la colada durante el fin de semana. Y es que poner los electrodomésticos en el horario llano puede suponer un gran ahorro, según la OCU si se pone la lavadora en valle en lugar de en punta se pueden ahorrar cerca de 42 euros al año, mientras que con el lavavajillas 41 euros y con el termo eléctrico 234 euros. Si te interesa descubrir el precio que podrías ahorrar con cada electrodoméstico visita este enlace.

10. Limita el consumo de precocinados

Los alimentos precocinados pueden ser una buena opción cuando no se tiene tiempo para cocinar. Pero hay que señalar que este tipo de alimentos suelen ser bastante caros. Si quieres ahorrar sale más barato cocinar. En lugar de apostar por los alimentos precocinados puedes seguir el siguiente consejo. Cuando dispongas de tiempo o vayas a cocinar cualquier plato o guiso puedes aprovechar para hacer más cantidad y congelar. Así, cuando no tengas tiempo para estar en la cocina puedes aprovechar para descongelar esas sobras y tomarlas. Si es verdad que si las descongelas rápido en el microondas utilizarás bastante energía, pero si te anticipas y por ejemplo sabes por la mañana que por la noche no tendrás tiempo para la cena puedes sacar el tupper que quieras del congelador y así evitarás el gasto del microondas al descongelar los alimentos con la temperatura ambiente.

Estos 10 trucos son bastante efectivos para ahorrar en el hogar. Por supuesto no son los únicos trucos y acciones que se deberían intentar cuidar, ya que se puede ahorrar o evitar consumos innecesarios en multitud de aspectos diferentes. Pero estos 10 trucos pueden ayudar a una familia a limitar el gasto. Por lo que si todavía no estás aplicando alguno de estos consejos deberías comenzar ya para intentar ahorrar lo máximo posible.

Deja una respuesta