Los independientes continúan su autodeterminación Resolución impugnada por el Tribunal Constitucional

Los Grupos Independientes continuaron con su propuesta de resolución para «responder» a la opinión de los Procès. El texto del JxCat, ERC y CUP se votará en la próxima sesión plenaria del Parlamento catalán, prevista para los días 26 y 27 de noviembre, aunque el punto más controvertido de la iniciativa, que reivindica el «derecho a la autodeterminación» y la desaprobación del Rey, está paralizado.

El Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido esta parte de la resolución porque viola sus sentencias y los servicios jurídicos del Parlamento han ordenado la eliminación de esta parte de la iniciativa. Esto se reflejó en el Diario Oficial de la Cámara la semana pasada.

Sin embargo, los grupos independentistas están considerando la posibilidad de enmendar el texto mediante enmiendas y transacciones para eludir los ordenamientos constitucionales. Este movimiento ya está exigiendo a los eurodiputados del JxCat y del CUP y está siendo seguido de cerca por las Cs, el PSC y el PP. Los opositores dicen que «observarán» los pasos de la mayoría soberana para evitar «trucos» y nuevas «violaciones» de la ley.

JxCat, ERC y CUP han tenido dificultades para ponerse de acuerdo sobre una respuesta parlamentaria a la decisión del Tribunal Supremo, mientras que se han producido violentos disturbios callejeros y el Presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha mirado para otro lado. Casi un mes y medio después de la publicación del fallo 1-O, el texto unitario de los grupos independentistas llegó al Parlamento, pero fue recortado por la Constitución a petición del gobierno en ejercicio. Una situación que ha abierto un nuevo frente de soberanía, luchando entre la aceptación y la confrontación, que dejaría al Presidente del Parlamento, Roger Torrent, a los pies de los caballos.

La CUP ya ha adelantado la votación y esta tarde ha tomado nota de una enmienda a la resolución que pide la suspensión del punto sobre la Constitución. Un torpedo dirigido a las filas de JxCat y ERC, y especialmente al Torrent, para los que desafían el sorteo del Tribunal Supremo. La enmienda anticapitalista acusa a la CT y a los «poderes del Estado» de intentar «limitar los temas de debate en el Parlamento catalán», rechaza la suspensión de la Constitución y argumenta una vez más que el Parlamento reitera «cuando sus diputados quieren la desaprobación de la monarquía, la defensa del derecho a la autodeterminación y la petición de la soberanía del pueblo catalán para decidir su propio futuro político».

El JxCat y el CEI estudiarán ahora la corrección propuesta por el CUP, que puede hacerse incluso poco antes de la sesión plenaria que comenzará el próximo martes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *