La venta de disfraces resiste la crisis del covid19

Siempre hemos destacado en nuestro país por un carácter muy alegre que nos ha llevado a ser una de las poblaciones más felices del mundo a pesar de no ser los más ricos ni mucho menos. Nuestro carácter ha sido objeto de deseo por las personas de muchas nacionalidades y la verdad es que eso habla a la perfección de nosotros y nosotras y de cómo afrontamos cada etapa de nuestra vida. Lo cierto es que España es un lugar de gentes que saben de sobra que una sonrisa o una carcajada pueden valer mucho más que el dinero.

Fruto de este carácter, siempre nos ha gustado una festividad como el Carnaval. Mejor dicho, más que el Carnaval, nos ha gustado disfrazarnos, porque aprovechamos una fiesta nada española como la de Halloween para hacerlo. Cambiar nuestro estilismo, nuestra cara, nuestro ser, al menos durante un día, es algo que siempre nos ha gustado mucho con independencia de la edad que marque nuestro Documento Nacional de Identidad. Porque una cosa hay que tener bien clara: disfrazarse no es solo cosa de niños. Ni mucho menos. Seguro que muchas de las personas que habéis empezado a leer este artículo estáis bien de acuerdo con eso, ¿verdad?

La verdad es que fue una pena que la pandemia llegara a nuestro país a mermar el carácter de muchas de las personas que hacen que sea una tierra alegre y divertida. Ya durante el año 2020, el Carnaval llegaba en un momento en el que a todos nos parecía que se avecinaba tormenta con el aumento de casos de coronavirus en España. Y así terminó siendo cuando, el 13 de marzo del 2020, el Gobierno decretó el Estado de Alarma que daba inicio a una de las etapas más duras que la gente de nuestro país ha tenido que sufrir: el confinamiento.

Se iniciaba entonces una manera diferente de hacer las cosas. Y también de disfrutar de nuestras fiestas porque, a pesar de que no se pudiera salir de casa, no estábamos por la labor de dejarnos invadir por la tristeza. Después de una primavera y un verano difíciles en 2020, se atisbaba un otoño en el que Halloween iba a ser diferente. Y fue ahí cuando aparecieron noticias como la que os enlazamos de La Voz de Cádiz, en la que se indicaban algunas de las maneras de las que se podía celebrar esta fiesta desde casa, el lugar en el que tanto nosotros como nuestros peques tuvimos que celebrarla por obligación.

Como la situación ha seguido siendo complicada desde esa fecha, al Carnaval de 2021 le tocó seguir los pasos de Halloween 2020. Es entonces cuando se publicó la información que os enlazamos ahora y que proviene del portal web Guía Repsol, que no es sino una indicación sobre cómo vivir el jolgorio del Carnaval desde casa. Disfrazarse a pesar de las circunstancias y presumir de ello a través de una videoconferencia era la mejor de las maneras para hacerlo. Y eso nos permitió mantener alta la moral en muchos casos.

Nuestra casa ha sido un lugar del que hemos salido poco en los últimos tiempos a causa de la situación sanitaria que hemos padecido durante el último año medio. Y eso ha afectado a festividades y momentos de alegría como Carnaval y Halloween, en los que a los españoles nos gusta disfrazarnos y vivir tardes y noches diferentes. Pero ha afectado en lo que respecta al punto físico en el que vivimos este tipo de eventos, porque en lo que se refiere a la venta de disfraces, la verdad es que los datos no han sido tan malos con respecto a los de otros sectores, según lo que nos indican desde La Casa de los Disfraces.

¿Qué se espera de Halloween 2021 y Carnaval 2022?

La normalidad va regresando poco a poco en especial gracias a la tremenda labor y estrategia de vacunación que se está organizando desde nuestras administraciones públicas. Por eso, hay mucha gente que se pregunta si de cara a Halloween 2021, que es la festividad con disfraz que más cerca que nos queda, ya podremos salir a la calle a celebrarla. Lo cierto es que sí, que seguramente se podrá, pero que se celebrará también entre alguna que otra restricción.

Durante los últimos meses, hemos aprendido que permanecer en casa no debe ser óbice para disfrutar de celebraciones como de las que venimos hablando. Aunque Carnaval y Halloween sean festividades que nos invitan a salir a la calle, quizá nuestro hogar sea el mejor sitio para “alargar” esas fiestas y hacer que pequeños y mayores disfrutemos todavía más de ellas. Todo es probar. Lo que está claro es que nuestra casa nunca será un mal lugar para todo aquello que nos propongamos vivir.