Reformas de tejado: ¿Por cuánto te puede salir?

Tarde o temprano siempre llega el momento en el que tenemos que hacer una reforma de tejado. Normalmente si tenemos una casa de pueblo es más habitual, aunque es cierto que cada vez con más chalets comprados, también tenemos que realizar alguna reforma. Y la primera pregunta que nos viene a la cabeza, como es lógico, es pensar ¿cuánto nos puede valer? Pues bien, vamos a intentar aclarar estas dudas con Cubiertas Estévez, una empresa de Madrid con una amplia experiencia en construcción y reforma de cubiertas y tejados en mal estado de edificios de particulares o empresas.

Como dato, lo primero que tenemos que hacer es buscar una empresa que ofrezca la mejor relación calidad precio, que se esfuerce al máximo en las tareas de la construcción y la reforma de cubiertas, y sobre todo, que se sepa adaptar cada proyecto a las necesidades de todos los clientes. Y vamos a los que nos interesa, ¿cuánto cuesta?

El reparar un tejado

Está claro que no todas las reparaciones de tejado valen lo mismo porque hay diferentes reformas que se pueden realizar, todo dependerá de las características de cada tejado. Obviamente, cuanto más tiempo y trabajo lleve la reparación de tejados, mayor será su coste. Sin embargo, algunos de los trabajos necesarios para arreglar tejados son sencillos y evitarán problemas mayores en el futuro. Pero como te decimos, para eso te tienes que poner en manos de profesionales. Como te decimos, lo mejor es que hagas un presupuesto con la empresa que se ajuste a tus necesidades. Y dentro de estas cuentas, pues tienes que tener en cuenta estos aspectos .

La reparación de un tejado se puede hacer por partes o completamente. Ahora bien, tenemos que tener en cuenta que cambiar el tejado entero es la reforma más cara que se puede realizar. Es el momento de hacer cuentas, hay que tener en cuenta la mano de obra, y todos los trabajos antes de poder disfrutar del nuevo tejado, la reforma tendrá un coste aproximado de entre 70 y 120 euros por metro cuadrado. Así que es el momento de echar cuentas, hablar con la empresa y pensar qué es lo que te viene mejor. Por supuesto, todo dependerá de los materiales y de la ciudad donde vivas. No es lo mejor reparar un tejado de una casa en La Castellana de Madrid que hacerlo en un pueblo perdido de la meseta de Zamora.

Las tejas

La parte más importante de los tejados, como su nombre indica son las tejas. Por eso,  cuando toca cambiar y reponer algunas tejas hay que pensar que es el trabajo más sencillo que se puede realizar al reparar un tejado, por ello también el que menos cuesta. El precio para cambiar tejas de un tejado puede estar en torno a los 70 euros por metro cuadrado, así que el coste final dependerá del número de tejas afectadas. Además, de la calidad de las tejas, ya que puedes encontrar de diferentes versiones.

Las goteras

Ahora bien, muchas veces el motivo por el que cambiamos y necesitamos reformas en el tejado de casa es por culpa de las goteras. Aunque siempre son molestas, es cierto que es un problema sencillo de resolver si te pones en manos de profesionales. Eso sí esto va a depender del nivel de afectación y de la parte de tejado que esté afectada por este problema, pero en general puede costar cerca de los 1000 euros, aunque siempre dependerá de diversos factores. Además, las goteras pueden provocar humedades, en ese caso lo que tienes que hacer es consultar con los profesionales para que miren también las paredes.

Mejoras

En otras ocasiones no es preciso tener que cambiar por completo el tejado, pero sí que tenemos que hacer mejoras. Por ejemplo, esto ocurre cuando el tejado es antiguo o está mal realizado. En ese momento cuando a pesar de que su aspecto sea bueno, hay que hacer alguna mejora. Un ejemplo lo tenemos en las casas viejas que hace mucho calor en el piso de arriba, donde el tejado necesita una renovación. Suele pasar en chalets que poco a poco van acusando el paso del tiempo y sobre todo si les da mucho el calor en verano y sufren lluvias en invierno. El aislamiento de estos elementos es fundamental para no perder energía dentro de la casa, lo que permitirá ahorrar en costes a la larga.

Seguro que ahora lo tienes más claro. Es el momento de decidir si quieres realizar una reforma en tu tejado o no. Las cuentas pueden salir perfectamente.

Enoturismo, una actividad para hacer en familia

Cuando somos padres nuestra obsesión es pasar mucho tiempo con nuestros hijos. Cuando son pequeños es fácil, pero según van creciendo la cosa se complica. Tenemos gustos diferentes y es complicado encontrar un nexo de unión. Cada uno quiere hacer una cosa Sin embargo, en los últimos años se ha puesto de moda lo de hacer enoturismo en familia. Las distintas empresas y denominaciones de origen han querido organizar eventos para aunar a toda la familia. Y se ha logrado.

Un paseo en bici, un sendero, un baño en las transparentes aguas de un río, catas sensoriales con degustación de productos de la zona, visitas a viñedos, granjas de animales, pinturas rupestres, queserías o almazaras… ¡Es tanto lo que puedes hacer! A la hora de viajar con niños, es muy importante la planificación, pues la idea es que todos aprovechen este momento al máximo. En todas las rutas que se han creado. Nosotros, en esta ocasión visitamos la bodega de Bocopa para que nos cuenten cómo es.

En dos horas aproximadamente puedes realizar una visita en familia que incluye: proyección de vídeo de cultivos y elaboración de vinos + un tour guiado por la bodega (plantas de embotellado, depósitos de fermentación y cava de barricas) + cata de vinos de Alicante de 8 de nuestros mejores vinos dirigida por enólogo o sommelier en su aula de catas profesional. Incluye: plato de lomo y queso. Esta visita es para grupos, mínimo 12 personas.

Y lo mejor de todo, para disfrutar de esta apasionante cata de vinos en Alicante no es necesario poseer conocimientos de la cultura vinícola, sólo hay que venir a visitar las bodegas y dejarse llevar por el experto para desvelar los secretos que albergan nuestros más preciados vinos mediante los cinco sentidos. De una manera divertida y didáctica, serás capaz de distinguir visualmente si un vino es joven o tiene crianza, pondrás a prueba tu olfato con un juego de aromas del vino, y lo más importante, lo pasarás genial en un ambiente distendido. Déjate sorprender por el maravilloso mundo del enoturismo.

Ruta en Rueda

En la denominación de Origen Rueda también está de moda el enoturismo. Esta guía de viajes en familia reúne una serie de propuestas para que adultos y niños puedan vivir su experiencia enoturística más y mejor, adaptándola a sus necesidades. Visitas a bodegas, viñedos o queserías, alojamientos con espacios reservados para niños, talleres de repostería, actividades en la naturaleza… hay infinidad de oportunidades que os harán que vivir una experiencia enoturística disfrutando en familia.

Ruta Ribera del Duero

La Ruta del Vino Ribera del Duero se ha consolidado como una de las mejores opciones para practicar el enoturismo. Si bien, en origen, este tipo de turismo quedaba restringido a parejas sin hijos o grupos de amigos, gracias a la ampliación de ofertas y actividades tanto de las bodegas, los museos, etc. se ha convertido en atractivo también para las familias. En efecto, este nicho de mercado ha experimentado una evolución en los últimos meses y ya alcanza un 25% del total de visitantes de la Ruta. Así es que ha quedado atrás el preconcepto de que el enoturismo sólo se asocia al turismo romántico o de escapadas.

Consejos

  • Haz tu reserva con anticipación y conoce todos los detalles del plan, para estar preparados al llegar (si quieres hacer enoturismo familiar, debes elegir un paquete donde se permitan niños);
  • Viste a tus hijos con ropa deportiva y calzado cómodo, para que puedan aprovechar las actividades al aire libre;
  • Prepara una mochila con los elementos esenciales que podrías necesitar (no olvides llevar protector solar, una chaquetita ya que en el interior de la bodega hace frío, sombreros, lentes de sol y una botella de agua);
  • Asegúrate de tener suficiente batería y saldo en tu móvil, por cualquier eventualidad que pudiera surgir;
  • Recuerda que está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en menores de 18 años.

Como has visto, hay muchas formas de acercarse al mundo del vino. Así que, si ahora no puedes ir de viaje, también puedes hacer enoturismo en familia a través de estos cursos donde aprenderás todo sobre cata, maridaje de vinos y platos, gestión de enoturismo y mucho más de la mano de profesionales del vino. Los más pequeños irán conociendo el mundo del vino, pero también de la naturaleza. Y por fin sabrán que el vino no sale del supermercado, sino de un gran trabajo que hay detrás de todas las viñas.