¿Cómo limpiar nuestra casa de forma ecológica?

Si estás comenzando a practicar el consumo ético y sustentable y quieres extender esto, incluso a tus actividades de la vida diaria como limpiar la casa o hacer la lavada, te contamos que es posible hacer una limpieza ecológica en nuestro hogar. Esto gracias a que existen productos naturales que eliminan la suciedad visible y la microscópica de todo tipo de superficies, ya sea por cuestiones higiénicas o estéticas.

Por ejemplo, tanto el aceite esencial de árbol de té como el vinagre, entre otros ingredientes, tienen propiedades desinfectantes que nos pueden ayudar a mantener nuestro hogar impecable sin tener que recurrir a químicos

Sin embargo, si que existe una amplia gama de productos industriales cuyos compuestos también facilitan la eliminación de la mugre y microorganismos, pero sin esas sustancias químicas tan agresivas para nosotros, nuestra familia y nuestro medio ambiente.

Sigue leyendo, que con la ayuda de Sotcknet, especialistas en productos desinfectantes, te explicamos más sobre estos productos ecológicos y otras alternativas que podemos utilizar para limpiar nuestra casa de forma respetuosa con el medio ambiente.

¿De qué se tratan los productos desinfectantes ecológicos?  

Estos productos se caracterizan por estar compuestos por sustancias inocuas al medioambiente. Es decir, compuestos biodegradables y cruelty free (no ensayados con animales).

Estos componentes por lo general suelen ser aceites de origen vegetal, sulfatos de alcoholes de grasa de coco, silicatos o aromatizantes procedentes de origen vegetal.

¿Cuáles son los beneficios del uso de estos productos?

  • Un 95% de los ingredientes utilizados en crear los productos de limpieza ecológicos son de origen natural.
  •  Son biodegradables en su totalidad, por lo que no quedan residuos ni químicos en las superficies
  • No tienen fuertes olores químicos
  • No contienen sustancias tóxicas para la salud
  • No son más caros que los productos de limpieza tradicionales. La mayoría son asequibles al bolsillo y salen más rentables si los utilizar a medio o largo plazo, ya que soportan otro tipo de métodos que consumen menos energía.
  • No dañan el medioambiente
  • Rinden más con menos dosis, ya que son productos concentrados
  • Son apto para personas alérgicas, con intolerancias o con problemas de salud
  • Protege a la persona que los usa a diario

¿Cómo reconocer estos productos?

Cuidar al planeta es nuestro deber y debemos hacerlo en cada aspecto de nuestro día a día, desde los productos que compramos, hasta la forma en la que hacemos nuestra limpieza o la lavada. Pensando en eso, son muchos los productos de limpieza ecológicos que podemos encontrar en el mercado hoy en día.

Asimismo, cada vez son más las empresas que optan por un estilo de trabajo que ayuda a minimizar el riesgo medio ambiental al tiempo que continua la producción de su mercado.

Para identificar si un producto de limpieza es ecológico o no, solo debemos fijarnos en los componentes. Es decir, no puede contener fenol, naftalina, alcohol etílico, creosol, amoníaco, o butoxietanol, entre otros.

Otra forma de averiguar si el producto de limpieza que queremos comprar es ecológico o no, es comprobando si tiene la etiqueta homologada. Cada país tiene una etiqueta para definir y clasificar los tipos de componentes nocivos o no.

Por ejemplo, los productos de limpieza biodegradables dentro de la unión europea deben estar marcados y certificados con la etiqueta ECOLABEL. De esta forma, es mucho más fácil reconocer y clasificar los productos ecológicos de limpieza.

Alternativas ecológicas a los productos desinfectantes

  1. Limpieza con limón

El limón es un producto orgánico que podemos emplear de múltiples formas en la limpieza y que tiene  excelentes propiedades quitamanchas, desinfectantes y desengrasantes; por lo que puede remplazar de forma efectiva algunos productos comerciales.

Tanto su jugo natural como su aceite esencial nos sirve para tareas de higiene como:

  • Desinfección de azulejos y pisos.
  • Limpieza de baños.
  • Lavado y blanqueamiento de la ropa.
  • Limpieza de estufas y hornos.
  • Eliminación de manchas.
  • Limpieza de muebles.
  • Lavado de platos y utensilios de cocina.
  • Eliminación de malos olores.

2.     Bicarbonato de sodio

Este producto natural es uno de los más populares que podemos utilizar en la limpieza ecológica de nuestro hogar. Y es que la gente lo busca mucho por sus propiedades desinfectantes, abrasivas y blanqueadoras que nos permiten remover la mugre con facilidad.

Se puede usar solo, o mezclarlo con limón o vinagre para tareas de limpieza como:

  • Lavado de ropa.
  • Desinfección y limpieza de vajillas.
  • Eliminación de malos olores.
  • Limpieza de desagües y tuberías.
  • Quitar el moho en paredes, pisos y muebles.
  • Eliminación de manchas en ropa y alfombras.
  • Limpieza del baño y la cocina.
  1. Glicerina

La glicerina es un líquido incoloro, viscoso y no tóxico que, entre sus cientos de utilidades, también está la de limpiador natural.

Hay que combinarla con jabón líquido y agua para facilitar su aplicación sobre las superficies deseadas; y sirve para:

  • Eliminar manchas de orina y café.
  • Limpiar el refrigerador.
  • Limpiar muebles de madera.
  1. Vinagre blanco

Es considerado como el mejor limpiador ecológico para el hogar, gracias a sus reconocidas y excelentes propiedades antisépticas, suavizantes y desengrasantes, que lo convierten en el mejor aliado de las tareas más difíciles del aseo del hogar.

Además, contiene un compuesto activo conocido como ácido acético que le otorga la mayoría de sus propiedades. La única desventaja es que tiene un olor fuerte y, para algunos desagradable; pero sin embargo, su eficiencia hace que valga la pena utilizarlo. Además, al igual que los productos anteriores, se puede combinar con otros ingredientes para conseguir mejores resultados, e incluso, mejorar su olor.

Utiliza este producto para:

  • Eliminar de manchas de grasa.
  • Desinfectar de pisos, paredes, baños y todo tipo de superficies.
  • Desatascar de desagües.
  • Suavizar telas.
  • Limpiar alfombras.
  • Desinfectar de refrigeradores.
  • Limpiar hornos y estufas.
  • Abrillantar vidrios.
  1. Aceite esencial de árbol de té

Aunque muchos aceites esenciales son buenos para la limpieza, el de árbol de té es uno de los que más destaca debido a su poderosa acción desinfectante y antiséptica, en especial para problemas tópicos comunes y para dejar impecables muchos de los espacios del hogar.

Además, se puede utilizar diluido en agua o mezclado con otros ingredientes de limpieza como el jabón neutro, el limón y el vinagre.

Algunos de los usos de este producto para la limpieza ecológica de nuestro hogar son:

  • Limpieza de bañosy azulejos.
  • Limpieza de pisos.
  • Desinfección de utensilios de la cocina.
  1. El jabón de Marsella

Por último, pero no menos importante, está el jabón de Marsella. De seguro que lo has visto anunciado en la televisión, ya que en los últimos años se ha puesto muy de moda, y que has escuchado ya sobre sus usos múltiples y variados. Lo mejor de él, es que para fabricarlo sólo se usan ingredientes naturales, como aceite y sosa. Y a diferencia del vinagre, el jabón de Marsella ¡huele de maravilla!

Puedes utilizarlo como:

  • Lavavajillas
  • Jabón para la ropa
  • Para limpiar el suelo y otras superficies

Otros productos ecológicos que pueden ayudarte en la limpieza de tu hogar

  1. Las bayetas de microfibra: estos productos, bastante populares, representan una forma muy ecológica de limpiar algunas superficies de nuestro hogar ya que simplemente con mojarlas, y sin necesidad de productos adicionales, tienen una capacidad de limpieza altísima. Además que para limpiarlas, sólo necesitamos jabón natural. Te aseguramos que nada dejará tus cristales y espejos tan limpios.
  2. Las nueces de lavado: Las cáscaras de las nueces de Sapindus Mukorossi están impregnadas de saponinas, un limpiador natural que al contactar con el agua libera un detergente jabonoso y poco espumoso, perfecto para realizar una limpieza natural. Para disfrutar de sus propiedades solo necesitaremos 8 medias nueces en una bolsita de tela, las cuales debemos meter en la lavadora junto a la ropa que queramos lavar. De hecho, cada nuez se puede usar en tres lavados, así que además estás ahorrando y reutilizando.
  3. Limpiador de vapor: Las vaporetas son herramientas estupendas para limpiar persianas, muebles de cocina y similares con poco esfuerzo. Si es verdad que son un poco aparatosas, pero ahora tenemos alternativas más manejables y prácticas como algunas mopa de vapor que se han vuelto muy populares y pedidas en el mercado, y que son mucho más prácticas e higiénicas que usar el clásico cubo y fregona. De esta forma, el vapor elimina el 99,9% de los gérmenes y bacterias sin necesidad de detergentes, representando una gran ventaja no solo para el medio ambiente, sino para la salud de todos en casa. Y cambiando el paño (que se lava en la lavadora) podemos usarla para limpiar puertas, armarios, y lo que se nos ocurra, con o sin vapor, incluso para limpiar el polvo con sus paños electrostáticos.

Como último punto, cabe acotar que aunque durante años ha surgido el mito de que los productos de limpieza ecológico no son tan eficaces como los químicos. este mito se ha ido esclareciendo,  ya que antes de lanzar al mercado los productos, se deben medir su eficacia y comprobar que cumplen los requisitos esperados en el mercado.

 

Ducha o bañera

¿Vosotros sois de ducha o de bañera? Sinceramente yo no lo tengo muy claro, de hecho podría decir que cuánto más lo pienso más dudas tengo al respecto. A nivel decorativo, la realidad es que hay soluciones magníficas para ambos productos, pero a nivel de funcionalidad, comodidad o preferencia, pues la verdad es que dudo muchísimo y por eso no sabría qué recomendar en cada caso.

Vamos a analizar un poco la situación. La bañera es fantástica en muchísimos aspectos, ¿os imagináis un baño relajante de espuma con una copa en la mano y ninguna prisa por salir? Sería maravilloso poder hacer eso una vez por semana por lo menos, porque dejando a un lado el tema del derroche de agua la realidad es que es fantástico para reponer fuerzas y reponernos un poco al final de la semana. Ahora bien, ¿es realmente cómoda la bañera para todas las situaciones? Pues yo creo que no, sinceramente.

Familias con niños

Cuando en casa tenemos niños, sobre todo si son pequeños, es posible que echemos en falta una bañera si no disponemos de una de obra ya que la vamos a necesitar. Siendo muy bebés, normalmente se usan las típicas bañeras de plástico con reductores para bañar a nuestros peques, pero conforme van creciendo esas bañeras se quedan pequeñas pero los niños no van a aceptar las duchas rápidas fácilmente así que lo ideal es disponer de una bañera clásica, al uso, por lo menos hasta que nuestros hijos cumplan los 5 años. A partir de ahí tendremos que hacer de tripas corazón y empezar a ducharles aunque ellos prefieran la bañera porque si queremos contribuir con el medioambiente no podemos estar dando baños a nuestros hijos ni todos los días, ni cada dos días.

Familias con personas mayores

Ahora vamos al caso opuesto, y es que cuando se cumple cierta edad levantar las rodillas para entrar y salir de la bañera puede ser toda una odisea, e incluso peligroso si lo hacemos sin compañía.

Para una persona más o menos mayor, siempre va a ser más sencillo entrar en una ducha a ras de suelo que tener que entrar en una bañera, ya sea para darse un baño relajante o para ducharse en ese mismo espacio, por lo que tal vez sea interesante hacer la típica obra para cambiar bañera por plato de ducha llegado el caso. Según la empresa Baño Spacio esta reforma se puede realizar en 24 horas por lo que realmente una persona mayor no tendría que sufrir mayor inconveniente que tener que estar 24 horas sin usar la ducha, lo cual es bastante asequible.

Familias jóvenes sin hijos

En este caso tal vez puedas elegir según tus gustos sin tener que pensar más allá de lo que te apetece en ese momento aunque la verdad es que si piensas tener hijos el día de mañana, tal vez deberías mantener la bañera hasta que pasase esa fase. Si no vas a tener hijos o tienes clara la fórmula que vas a utilizar si quieres tenerlos a pesar de no tener bañera, entonces podrás elegir una u otra opción libremente, dependiendo de tus gustos y preferencias. En este caso, yo, no sabría qué elegir.

La realidad es que una ducha con una buena mampara de cristal en una ducha a ras de suelo crea una sensación de amplitud que la bañera no puede darnos. Tal y como explican en Mampara Market, las mamparas más sencillas, sin adornos en el cristal ni efectos moteados, son los más elegantes y los que más amplitud consiguen proyectar, a pesar de que si vives compartiendo piso tal vez no sea lo más adecuado (sobre todo si comparten baño).

Ahora bien, esa amplitud, a pesar de tener un cuarto de baño de dimensiones reducidas, podemos conseguirla mediante otras técnicas como conseguir que el blanco predomine sobre cualquier otro color en la estancia, optar por la luz natural frente a la artificial si podemos elegir y utilizar muebles de baño adaptados al espacio. Loferhome, fabricante de muebles de baño con lavabo a medida, asegura que lo mejor es medir el espacio para fabricar un mueble personalizado capaz de cumplir con las necesidades básicas sin que ocupe ni un milímetro más de lo necesario.

Pros y contras de la bañera

Ventajas

  • Comodidad: no hay nada como un buen baño para sentirte como nuevo, sobre todo si tu bañera es espaciosa.
  • Niños: si tienes niños comprobarás que es mucho mejor disponer de una que pelearte con ellos cada vez que quieras ducharlos.
  • Estética: esto es un poco cuestión de gustos pero por cultura no hay nada más elegante que tener un baño amplio con una bañera grande a tu disposición (siempre y cuando hablemos de un baño bien cuidado, higiénico y bonito).

Desventajas

  • Ocupan mucho espacio: si tu cuarto de baño no es muy amplio será un gran inconveniente tener una bañera ocupando la mitad del suelo.
  • Incómodas para acceder: tener que entrar y salir de una bañera es mucho más incómodo que hacerlo de una ducha, sobre todo si esta está a ras de suelo.
  • Menor gasto de agua: ducharte siempre es más económico que un baño, pues se gasta menos agua, y así de paso ayudamos al planeta.
  • Se pierde más tiempo en un baño que en una ducha.
  • Las bañeras causan más accidentes que las duchas estadísticamente hablando:
    • Asfixias por sumersión no intencional
    • Ahogamientos por descuido
    • Resbalones al entrar o salir de la bañera
    • Accidentes por electrocución al caer un pequeño electrodoméstico en la bañera (secadores de pelo, radios, afeitadoras, etc.)
    • etc.

Innovación

No obstante actualmente hay una nueva opción que podría ser la solución perfecta para quienes, como yo, tienen bastantes dudas al respecto. Se trata de una bañera con apertura frontal a ras de suelo para que, estando la bañera vacía, se pueda acceder cómodamente al espacio como si de una ducha se tratase. En el caso de querer darse un baño basta con fijar la parte inferior de la mampara que actúa como puerta a los laterales de la bañera (con cierres herméticos y estancos que lleva instalados) y podrás utilizar tu bañera de forma cómoda como hacías con la bañera de obra clásica.

Lo que pasa es que ahora mismo tanto el precio de este producto como su instalación es realmente elevado, por lo que está al alcance de unos pocos afortunados. Además, luego está el tema de que ante un deterioro, cualquier arreglo o cambio en este tipo de bañeras/ducha debe ser infinitamente más caro que si tienes una ducha o bañera normal.

Lógicamente si disponemos de un más de un cuarto de baño en la vivienda podemos tener tanto ducha como bañera y usarlos dependiendo de las preferencias de cada conviviente, o dependiendo de su necesidad, pero cuando hablamos de viviendas de más de diez años lo normal es que el número de baños disminuya drásticamente y de ahí que sea tan importante elegir adecuadamente la mejor opción para nuestra familia.

Algunos consejos

Sea cual sea tu decisión final, hay algunos aspectos importantes que no debes olvidar:

  • Toma bien las medidas del espacio que dispones para decidir entre bañera o ducha.
  • Si decides optar por la ducha, piensa si quieres sustituir la bañera por un plato de ducha de la misma medida o si prefieres una ducha de obra que te dará más libertad de medidas.
  • Ten en cuenta el cambio de grifería que será necesario si pasas de bañera a ducha. Actualmente la variedad de estilos y prestaciones es muy amplia y adaptable a todos los gustos y necesidades.